A woman standing outside of a building on the road

Darling is working to translate some of our content into Spanish. If you have edits or feedback on this translation, our team would love your input! Email blog@darlingmagazine.org and include Spanish Translation in your subject line.

For the English version, click here.

Translation via Jennifer Rodriguez

Sé que lo has oído una y otra vez—la sanidad no es lineal. Esto no se aplica sólo a la sanación física. Si no también a la sanidad mental y emocional.

A la mayoría de nosotras nos gustaría empaquetar nuestras “cosas” en un bonito moño con una etiqueta que dice “completas,” y nunca volver a visitarlas. ¡Si solo funcionara así!

He descubierto que la sanidad para mí ocurre en etapas. Algunas de las etapas vuelvo a visitar después de sentir que ya las he superado. Con eso, a menudo viene una gran decepción, pero intento no quedarme en ese lugar por demasiado tiempo. Me doy permiso de sentirme frustrada, triste, enojada o lo que necesite sentir en el momento. Me recuerdo a mí misma que los contratiempos y la sanidad van mano a mano.  

Me recuerdo a mí misma que los contratiempos y la sanidad van mano a mano.  

Me habló positivamente a mi misma—a mi cuerpo que me ha llevado a través de más de lo que debería haber sido capaz, a mi mente que afortunadamente todavía es capaz y a mi corazón que sigue siendo sensible, a pesar de que todo lo que el mundo me ha lanzado podría haberlo convertido en piedra. 

Dondequiera que te encuentres hoy en tu trayectoria de sanidad, espero que puedas darte gracia  cuando tropieces o des pasos hacia atrás. Estás haciendo lo mejor que puedes.

La sanidad es un proceso. Vayamos paso a paso.

Jenneh Rishe, la familia Darling

¿Qué sanación física, mental o emocional estás atravesando? ¿Cómo puedes mostrarte gracia de una manera práctica hoy?

Imagen vía Janesa Spina

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*